De Ida (2002)

1.- Que no falte nadie

No, no puedo ser más que un recuerdo a los que se marcharon.

Saludo a quien escuche en momento tan señalado.

Están en su derecho a decir lo que se piensa;

Señores del jurado, somos de izquierdas

Que todos los que vengan tengan buenas intenciones.

Las malas que se queden en el ruido de los coches.

Quisiera agradecer la luz del sol, las estaciones,

los eclipses, mis tequilas, las maletas, los colores,

Invitados, enfermeras, bailarinas de segunda,

Detectives, abogados, licenciados, prostitutas,

Profesores, estudiantes, una cantante de orquesta,

Camareras que apoyaron su inocencia en una mesa.

Que, quizás de tanto nombre se me olvidan unos cuantos:

Que se den por aludidos, que se suban a mi barco.

Que de tanto sustantivo, que de tanto “que” que escribo,

no quisiera estar hablando sin hablar de ese tesoro llamado:
Silencio…

A ti que me escuchas y te da miedo volar,

A los que vuelan y no aterrizan.

A mi guitarra que me vio crecer,

A todos los amigos que jamás he vuelto a ver,

Al barrio donde vivo y a aquella cárcel,

A oscuros callejones donde nunca mira nadie.

A Joan Manuel Serrat, a Silvio, a Aute,

Antonio Vega, Pablo Milanés, Quique González.

Al estudiante y a su despertador,

A los que escriben okupacion con “K”,

A los que lloran cuando hacen el amor,

A todas mis mentiras que hoy en día son verdades.

Al policía, al que quisiera ver

Aquella noche sin su placa.

Al emigrante. Ya sabes donde estoy.

No duermas en la calle, aquí tienes mi casa.

No quiero que falte nadie…

Al periodista, pa que hable bien de mi,

A la ministra, que no quiso venir.

Al Che Guevara y al rojo corazón.

A los que nunca beben y a los que hacen botellón,

A aquellos que salieron a tapar las calles

Aunque fascistas vivos digan que no éramos nadie.

A Ismael Serrano, por lo vivido.

Papa cuéntame otra vez ese cuento tan bonito…

A Juan Luis Guerra, a Víctor Jara,

a Enrique Urquijo, Joaquín Sabina.

Sigue lloviendo y te recuerdo Amanda.

Agárrate fuerte a mi, María.

A las madres de Mayo, a mi Argentina.

A la victoria siempre que aun hay gente que no olvida.

A mis hermanos, que por desgracia se van pareciendo a mi, no creo que les haga gracia.

No quiero que falte nadie…

No quiero que falte nadie…

2.- Que noche

No sé si aceptar
quizá no tenga remedio
le di la espalda al tiempo
ya lo ves
soy más perro que viejo
recuerda mi consejo…
no seas como yo

Quisiera saber
quien pudo esconder a solas
en una caracola
todo el mar
que me habla de un fracaso
con luces de escenario

Todo vuelve a sonar
no es tu culpa ni mía
si quisiera podría
y aunque tu me lo pidas
prometo no cambiar

Todo vuelve a sonar
aunque parece lo mismo
quizás algo más viejos
quizás te eche de menos
tan lejos de mi hogar

Mejor no volver
ha sido tan largo el viaje
ningún paisaje me habla ya de ti
y que andarás haciendo
como es que estoy tan lejos

El tiempo quizás
dará la razón a aquellos
que tanto me advirtieron y aún así
grité al cielo tu nombre
ahora llueve colores

Todo vuelve a sonar
con la rabia precisa
con las manos manchadas
aunque no digan nada de tanta soledad

Todo vuelve a sonar
como lo hacia antes
cuando estábamos locos
nos tenían envidia al vernos pasar
vuelve, vuelve a sonar
vuelve a sonar

Todo vuelve a sonar
con los cuerpos mojados
apretando los dientes
y los nervios te mienten
diciendo la verdad

Todo vuelve a sonar
no es tu culpa ni mía
esta es toda mi vida
quizás te eche de menos
tan lejos de mi hogar
Una noche más
vuelve a sonar.

3.- Soñé

Siempre soñé pasar 14 de febrero solo, sin nadie a quien llamar.

Siempre soñé nadar en mares donde aquel invierno te dejaste llevar.

Soñé llenar teatros de tristezas escuchando cantar a mi corazón, no despertar jamás.

Soñé son ver delfines cruzando olas que rompían entre nosotros dos.

Volver a ver a un niño sin entender porque a su madre su padre le pego.

Un carnaval de carreteras muertas, de besos de estación.

Papeles rotos que un día llegue a juntar y eran aquellos versos que te escribí hace un tiempo…

Soné con ver que un día azul se unía a tu mirada, volver a ser el que un día fui aunque hoy no tengo nada.

Sentir de nuevo aquella luz que hoy esta apagada, he vuelto a ver todas las cosas que un día soñé…

Soné que tú estabas aquí y que yo estaba vivo que, aunque seguía siendo así éramos más que amigos.

Volví a soñar y estabas tú. Volvía a ser un niño.

Esto es todas las cosas que un día soñé.

4.- Te vas

Llega otro tren y se parece tanto al anterior, recuerdos de un verano, ya no hay ascensor, donde escondernos tú y yo….

Tanto beber que suenan mis canciones a interrogación, se me olvido tu nombre y no el adiós, donde abrazaba el sueño de volverte a ver y entre ruidos de fondo, quise entender tu partida…

Y te vas y siempre salgo a pasear pisando hojas de ciudad, en mes de otoño…

Y te vas y se va contigo abril y canto en el mismo bar, para no estar solo…
Cuidan de ti otros brazos repletos de soledad, yo seguiré mintiendo a quien quiera escuchar….

Otra ciudad, otro fracaso en vasos llenos de ti, asi pasan los años. Vuelvo a cantar, aunque prefiero callar esta noche…

Y volver a escuchar el silencio que solo rompían tus labios…

Y te vas y acabo por componer la nana de no dormir contigo nunca…

Y te vas y hay algo que empieza a arder y vuelvo a soñar con ver tu cara en la lluvia.

5.- Mi color de piel

Con mi color de piel hoy salgo a pasear,
como cada mañana lo hace Ud.
aunque mi ropa no sea tan cara,
y la de mi mujer.

Con mi color de piel me atreveré a encender,
a mediodía mi televisor,
que me regala lágrimas y grita,
mejor no creas a Dios
y el corazón me late cada vez más fuerte,
y mi sonrisa pinta de color el nombre Libertad.

Si señor, mi padre es pintor y me pintó la piel,
del color más claro el que no tiene Ud.
y que tal su señora.

Con mi color de piel regalaré quizá
alguna que otra sonrisa porque sí,
al que me vea y pueda darse cuenta
que no es distinto a mí.

Con su color de piel seguro me odiará,
no le hace gracia que sea feliz,
y sobrevuelo el miedo de sus ojos
mirando siempre al Sur.

Otros cayeron derrotados por gente como Ud.
no quiera verme como ellos,
déjeme ser como es Ud.

Si señor, mi padre era gorrión
y me enseñó a volar,
y así crecí volando
y cruce todo el mar,
por mucho que le duela.

Si señor, mi padre es pescador
y siempre mira al mar
soñándose un pez
que nada en libertad
para volver a casa
con su color de piel.

Si señor, mi padre era pintor
y me pintó la piel,
del color mas claro
el que no tiene Ud.
y que tal su señora.

Si señor, mi padre es un ladrón
y roba el Norte al Sur,
y ahora camino libre
bajo un cielo azul.

Lo mismo que hace Ud.
con su color de piel,
con su color de piel,
y con su color,
con su color
y con su color de piel.

6.- Diana

Diana para que sepas de mí
escribí tu nombre en la arena,
hasta que un hola te borre
y me regale tu ausencia.

Diana cuanto me cuesta decir que digo lo,
que antes no pude y hoy le perdí el miedo al miedo,
y a veces quiero ser viento y que tu no lo supieras,
y cada noche a escondidas poderte besar, poderte besar.

Diana no creo en otra bandera que tu cuerpo sobre mi cama,
hablando con las estrellas ganando juntos batallas.

Diana grito en Santiago, perdido él mismo que llora por verte,
y me habla de aquellas noches cuando una vez fuimos héroes,
aunque tu no lo recuerdes.

Tu risa será mi llanto y no habrá mas que tu y yo,
y no habrá mas que tu y yo.

Diana porque te fuiste tan lejos,
no ves que apenas recuerdo lo que es la felicidad.

Diana el día de tu partida, de pronto se fue la vida,
rompió una ola en el mar.

Diana de nada sirven los libros sino hablan de tí,
Diana, estoy tranquilo y más viejo,
sigo escribiendo en la arena
hasta que quieras volver, hasta que quieras volver.

7.- El país de nunca jamás

Hoy pasó un avión,
se nos escapó
no rozaba el suelo,
iba primero esta canción.

Te la regaló
en forma de flor
un niño pequeño
tenía miedo
era yo.

Demasiado tarde
no si para ti,
dicen que hoy al niño
a grito limpio
se le oye decir.

Déjame déjame déjame
con mis canciones
déjame déjame déjame
solo esta noche
déjame déjame déjame
apoyado en la barra de un bar

Hoy pasó un avión
ese niño no
Los boleros mienten
mi voz se pierde
me hago mayor.

Suena una canción,
sabe a perdición
bañada en mentiras,
así vestías tu al amor.

O eso cuenta el niño
borracho en un bar
hablando con ella
pasa una estrella
se va hacia el mar.

Déjame déjame déjame
déjame déjame déjame
déjame déjame déjame
apoyado en la barra de un bar
en el país de nunca jamás

Mejor solo que mal acompañado,
mejor loco que estar a tu lado,
mejor triste a reír tus gracias,
mejor sucio que limpiar tus manchas,
mejor loco a no tener ganas.
Hoy el niño dice que es bohemio.

Déjame déjame déjame
déjame déjame déjame
apoyado en la barra de un bar
en el país de nunca jamas
que no quiero crecer.

8.- 22 de mayo

Ayúdame sin tí no puedo
te daré un corazón sano y bueno
pero tú quédate
sin tí no puedo.

Antes de irte
dame esas manos tan grandes,
levántame si me caigo
como hacías antes.

Espérame, prometo no tardar
les diré si te vas
me voy contigo
sin tí no tengo abrigo.

Perdóname si acaso es que te fallo
pero es que me da miedo
que no escribas más
aquellos cuentos que todavía guardo.

Y aunque te escuche en sueños,
hablar con las estrellas,
déjame que te cante
que un corazón a medias no es bastante.

Que con tu puño izquierdo
alzado a la batalla
tendrás que perdonarme
porque sin tí ya nunca seré nadie.

Nunca seré nadie
nunca seré nadie sin tí

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s