Piedras y Charcos (2010)

1.- Paso de Gigante

Lo primero que se pierde es la esperanza, cuando te tuercen los pies
y hay cristales, hay labios y palabras que te empiezan a llover.

y las flores pisadas son relojes, sin arena, ni lápiz, ni papel
corazón que quiebras horizonte en tus dedos torpes, sobre mi sien.

Una nube arrastra entre tu pecho un beso ciego, cegándonos de sol
un segundo es demasiado tiempo y no hay invierno que no entienda de amor.

Amor que no hace daño
labios de café, estar mayor
asomo de calor sobre mojado
con ruidos de estación.

Para que quedarme quieto cuando no se mueve nadie
para que sentir los nervios de antes de tocar
soy sólo fruto de un árbol que despierta y arde
a paso de gigante lo llevaré en el mar

Déjame que me equivoque que por eso espero quieto
dejarte caer primero si vas a llorar
somos ya fotografías sobre un marco viejo
el resto es un velero que no sabe nadar

a paso equidistante entre el amor y el mar
a paso de gigante

——————————————————-

2.- Sálvate tú

Sálvate tú, no habrá sitio en la balsa
haré como si fuera un accidente
los días que me queden
repesaré tus cartas

Sálvate tú, que ya se ven gaviotas
no puede estar tan lejos la pelea
y cuídate la vida, y cómprate esa ropa
sálvate y cuenta nuestra historia

Sálvate tú, te llegaran botellas
escritas con el sol de la victoria
y olvidarás la pena, posada en otras bocas
dime que si, que no mirar tu cara
no es una vida entera, que cuando veas la playa
olvidarás mi ausencia

Sálvate y di, que me fui con el viento
para soplar tu vela
sonríeme sincera
y me veras rompiendo con cada luna nueva

 

————————————————–

3.- Dublín

Reivindico el uno mismo y contigo no se puede
te bajé la falda y vi entero parís.
Me duele el hueso de quererte,
me crecen nueve vientres de vivir

Sólo tengo tres canciones para hacerte reír.

Tengo fe y te rezo a besos, en mis brazos crecen flores.
Tengo sed de sudor nuestro en la pared.
Culpable como un vino añejo,
hace olas que no veo amanecer.

Ya te vi desnuda tengo el amor por hacer.

Tiemblo como un desfile de gaviotas solas
que pierden la cordura con tu boca
y vuelan por los dos, me alejo,

Cuanto mas veo a la luna sola siento
el miedo al hambre del aire que seca el cuerpo
del hombre que no soy.

Miedo, desde hoy no tengo corazón ni tiempo
de arena en el reloj vistiendo al viento
como diciendo adiós.

Tiemblo como un desfile de agua en cualquier rio
rasgando versos de un mismo sentido
rimado a la razón.

Prefiero no bailar a recoger tus pasos,
seguir oyendo como gime este rosal.
Por no nadar seguí anclado a cualquier barco
y no sació mi sed volver al mar.

Tengo fe y te rezo a besos, en mis brazos crecen flores.
Tengo sed de sudor nuestro hoy en Dublín.

 

———————————————–

4.- Mas de un 36 (versión acústica)

Cuando baja la marea, cuando aprieta el corazón ahí estas tu y yo contigo adentro.
Cuanto más dura es la pena más cargado viene el ron,
me está diciendo la razón, esta noche fue la buena.

Llevo lo de ayer a cuestas, más te quiero, me quedé mirándote
a duermevela.
Desconozco bien tu nombre, calzas más de un 36,
hueles a azahar, también sé que bebes ron a secas.

ei, despierta…

Sabes como ayer con la boca más seca el sexo que se fue
sonríe en la despensa cómo puede ser
que lleves en la piel agua y arena…

Tardas en amanecer, me pierden las maneras, lo que no se ve
es lo que antes despierta, vuélveme a querer
como lo hiciste ayer bailando lenta.

Tras un ojo llega el otro, tras un polvo otro más largo,
hay un gato en el tejado que me vio llorar.
Te estas perdiendo un verano concentrado en la mañana,
me estoy preguntando si te quedarás
pasado el escenario.
Ya he pasado por ti, tenias otros nombres, mismas ganas de reír,
vestías otro acento, en el pelo flores…

Creo que ya he estado aquí.
Eres la del cuerpo de flores, la del mes de abril,
la que hizo en la guitarra marcas que hacen cicatriz.
Te veo sobre la cama y quiero quedarme a vivir
y no se ni tu nombre.

Tras un ojo llega el otro, luego ciérrame los labios.
Hay un gato en el tejado que me hace llorar.

Cuando baje la marea…

 

——————————————————————

5.- Piedras y Charcos (versión acústica)

 

Me duele la piel de estar en tu espalda
me duele la risa de usarla en la playa
que mira la vida contigo mojada
me duele el reloj, ya se que se acaba

No acabes amor, que empieza la duda
nos queda un colchón de salitre y cura
por manta un avión con alas de luna
sonríen los dos, le escribe en la nuca

Somos dos notas comunes
en un jardín de tu barrio
soy una especie de colgado, colgado

Somos el norte y el este al sur de piedras y charcos
somos dos locos, enamorados, por un rato

Fueron brillando a lo lejos como la estela de un faro
fueron gaviotas, volando largo

Fueron sirenas y luces, con sus padres a buscarlos
jamás volvieron a ser humanos, humanos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s